miércoles, 11 de febrero de 2009

DARWIN Y LA EVOLUCIÓN

Hace justo 200 años, el 12 de Febrero de 1809, nació en Shrewsbury, Inglaterra, Charles Robert Darwin, Hijo del prestigioso doctor Robert Waring Darwin y de Susana Wedgwood, durante su adolescencia, inicio estudios de Medicina y Teología (ninguno de los cuales termino), y en 1831, se embarca a bordo del H.M.S. Beagle, bajo el mando del capitán Robert FitzRoy (de 23 años), para realizar las labores de naturalista, durante un viaje para cartografiar el extremo sur de América. Este viaje sellaría el destino del joven, quien mas tarde y en base a lo observado durante la travesía, elaboraría la Teoría de la Evolución (1859).
Darwin resume el argumento central de la teoría de la evolución por medio de la selección natural de la manera siguiente:
"Dado que se producen más individuos de los que pueden sobrevivir, tiene que haber en cada caso una lucha por la existencia, ya sea de un individuo con otro de su misma especie o con individuos de diferentes especies, ya sea con las condiciones físicas de la vida (...). Viendo que indudablemente se ha presentado variaciones útiles al hombre, ¿puede acaso dudarse de que de la misma manera aparezcan otras que sean útiles a los organismos vivos, en su grande y compleja batalla por la vida, en el transcurso de las generaciones? Si esto ocurre, ¿podemos dudar, recordando que nacen muchos más individuos de los que acaso pueden sobrevivir, que los individuos que tienen más ventaja, por ligera que sea, sobre otros tendrán más probabilidades de sobrevivir y reproducir su especie? Y al contrario, podemos estar seguros de que toda la variación perjudicial, por poco que lo sea, será rigurosamente eliminada. Esta conservación de las diferencias y variaciones favorables de los individuos y la destrucción de las que son perjudiciales es lo que yo he llamado selección natural."
Darwin declaró frecuentemente que su trabajo biológico había incluido dos metas diferentes (1): establecer la evolución como un hecho, y proponer la selección natural como su mecanismo principal. “Yo tuve,” escribió, “dos objetivos distintos en vista; primero mostrar que las especies no han sido creadas separadamente, y segundo, que la selección natural ha sido el agente principal el cambio”


Las recientes investigaciones en el campo de la genética y el proyecto del genoma humano, han mostrado concluyentemente que todos los humanos somos esencialmente idénticos y que estamos genéticamente relacionados con todos los seres vivos que han habitado el planeta. Así esta visión nos permite tener un hondo sentido de unidad y respeto, no solo hacia los demás humanos sino que también, con el resto de las formas de vida. Hoy la validez de la teoría de Darwin de evolución por selección natural descansa en nuestra comprensión de los mecanismos moleculares. Por eso, concluimos ese Charles Darwin es una figura digna en la cual enfocarse, para construir una Celebración Global de Ciencia y Humanidad, que se debe promover como tradición común entre todos los habitantes del planeta.

“...la adaptación no es algo estático. Se produce de forma continua. Si el ambiente cambia, es preciso adaptarse de nuevo. Los seres que lo consiguen, medran y continúan dejando descendientes; los que no, se verán abocados al desastre, aun en el caso de que en el pasado hayan abundado..”

“Evolución es el cambio genético, a lo largo de las generaciones, en las poblaciones de seres vivos.”